The North Face® | 50 años


50 AÑOS





La marca nace en 1966, cuando el recientemente fallecido Douglas Tompkins funda un pequeño local de artículos de campamento y esquí, que además enviaba esos productos por correo postal. 50 años después, es emblema global de quienes aman la naturaleza y explorarla más allá de sus propios límites. En Argentina The North Face desembarcò en el año 2008 de la mano de la centeneria empresa Grimoldi. Hoy es referente indiscutido del mercado de indumentaria, calzado y equipamiento para los deportistas y amantes del trekking, montañismo, running, escalada, ski; o simplemente para aquellos que disfrutan del aire libre y valoran estar confortables más allá del clima.


Los 50 años de la marca se festejan con un campaña global llamada  


Una vida llena de aventuras nos enseñó a cuestionarnos ideas preconcebidas. ¿Qué cosas definen la locura? ¿Y la felicidad? Ahora más que nunca creemos que seguir explorando es la única manera para derribar paredes y crear nuevos caminos hacia adelante. Seguir nuestra curiosidad es la forma de progresar #questionmadness. El comercial interroga a los atletas de la marca qué significa para ellos este cuestionamiento.  


Ahora sí, un poco de historia… Un recorrido de estos 50 años.


En 1975 el típico domo amarillo es lanzado al mercado y reemplaza la carpa tradicional con forma de A. 


The North Face introduce el irónico premio Ice Nine Award, que premia a la ¨entidad que MÀS contribuye a la destrucción del medioambiente¨. Gana la Comisión de Energía Atómica. Ice Nine es un concepto apocalíptico surgido de una novela de Kurt Vonnegut. 


Para 1977, la expresión “Expedition Proven” se convierte en un tag para la compañía. Ese mismo año incorpora la membrana GORE-TEX® en su línea de indumentaria y promueve significativamente esta tecnología impermeable y respirable, que revolucionó los standards de confort del mundo outdoors. En 1978 un grupo de 13 montañistas mujeres coronan el Annapurna, en Nepal. Su líder, Arlene Blum, escribe el clásico libro de expedición Annapurna: A Woman’s Place.


Es para 1986 que debuta el bolso emblema de la marca, presente en las correas de equipaje de todos los aeropuertos del mundo: el Base Camp Duffel. Realizados en tela a prueba de balas estos bolsos sobreviven a los tratos más rudos y son pieza común para los porteadores, yaks y camellos de los rincones más recónditos del planeta.


En 1989 The North Face inicia la Alianza de la Industria Outdoor para la Conservación, junto a gigantes como REI, Patagonia y Kelty. Los miembros de la entidad aportan una membresía anual, que luego es distribuida entre organizaciones ambientales emergentes que trabajan en la protección de los últimos rincones agrestes de Norteamérica. A la fecha, la Alianza ha contribuido con más de USS9.5 millones para proyectos conservacionistas.


En 1992 se lanza al mercado la célebre campera Nuptse. En tibetano, Nuptse significa ¨Pico Oeste¨, el cual está ubicado 1.6 kms al sudoeste del Everest y es una joya de la escalada. Esta prenda incorpora una novedosa construcción en ¨celdas¨ que minimizan el movimiento de la pluma a la vez que incrementan la capacidad de abrigo. Inmediatamente la campera Nuptse se convierte en la campera de pluma icónica para el frío, desde el campamento base del Himalaya hasta las calles del centro de Manhattan.


1994 es el año del lanzamiento del aún hoy insuperable traje de las alturas, el ¨Himalayan Suit¨. Una prenda de pluma para grandes alturas y supervivencia en frío extremo, que es utilizada por cientos de exploradores que se atreven a los confines más congelados del planeta.


En 1997 nace la promesa de la marca ¨Nunca Dejes de Explorar¨ (Never Stop Exploring) que se une al ¨Expedition Proven¨. En el año 2000, The North Face es adquirido por el gigante VF.


En 2006, los atletas The North Face en esquí (Kit DesLauriers) y ultra running (Dean Karnazes) empujan sus cuerpos al límite. Karnazes completa un record de realizar 50 maratones en 50 estados en 50 días; que concluye en la maratón de New York. Luego corre las 3.000 millas de vuelta a su ciudad San Francisco. DesLauriers setea su propio récord, convirtiéndose en la primer persona en esquiar las cumbres más altas: las Seven Summits. Incluye un ascenso a pie y un descenso esquiando del Monte Everest.


En 2008 la marca inicia su asociación con las tecnologías Bluesign™ para eliminar los químicos dañinos de la cadena de producción y para que sus fábricas utilicen recursos como agua y energía de forma más eficiente.


Para 2011, la marca lanza su Reporte de Responsabilidad Corporativa, que incluye el objetivo de asegurar que el 100% del polyéster utilizado en las prendas sea realizado a partir de materiales reciclados para 2016. La icónica campera Denali ya está cumpliendo ese estándar.


En 2013, y luego de años de testeo que incluyeron 2 expediciones al Meru por la ruta Shark´s Fin y al Everest, The North Face lanza la tecnología ThermoBall, un nuevo tipo de aislante sintético que imita muy efectivamente la pluma. Las camperas son un éxito instantáneo y se convierten en otra prenda icónica de la marca.


Para 2014 la marca lanza una línea orientada al entrenamiento del atleta outdoor, llamada Mountain Athletics, y la tecnología Fuseform, que hace posible unir las propiedades de dos materiales diferentes en una misma tela.


En enero2016 , la marca anuncia el Responsible Down Standard (RDS), una certificación externa que ayuda a asegurar el tratamiento humanitario de los animales desde la crianza del ave hasta el producto final. El objetivo de este estándar es cambiar toda la industria, no sólo la cadena de abastecimiento de una única marca.


En el otoño de 2016 The North Face alcanza un hito en el abastecimiento responsable, ya que todos sus productos con pluma son certificados bajo los estándares de RDS.


Powered by Ingematica